preloader
Top
¡VISITAMOS UN CAT CAFÉ DE LA CDMX! - Somos amantes de los animales.
fade
1686
post-template-default,single,single-post,postid-1686,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
café de gato

¡VISITAMOS UN CAT CAFÉ DE LA CDMX!

Los japoneses pueden tener ideas vanguardistas: un sistema de trenes impecables, la ciudad más grande y limpia del mundo, aeropuertos en islas. Pero todos esos logros de ingeniería y tecnología palidecen en comparación a la mejor de sus ideas: un café donde estás rodeado de gatos.

 

Estos neko café (café de gatos) son muy populares en la tierra del anime, donde pides tu comida y estás rodeado de gatitos, por lo que nos daba mucha curiosidad conocer uno en la CDMX. Visitamos un lugar llamado Catfecito (¡awww!) en la Condesa.

 

 

 

Café en la Condesa

 

 

 

No nos vamos a centrar en la comida porque al final este es un sitio de animales, no de gastronomía.

 

Para empezar, llegamos y había algo de fila, lo cual nos sorprendió, aunque no tanto, ya que ¿quién no querría pasar una tarde rodeada de mininos?

 

 

 

hamburguesa de gato

Foto de María I.

 

 

El ambiente era sumamente tranquilo, con los comensales disfrutando su comida mientras entre 8 y 12 gatos paseaban entre las mesas, trepaban paredes y tomaban agua de sus bebederos.  En un pizarrón en la entrada podrán ver quiénes son los gerentes en turno, gatos obviamente.

 

Los platillos que van de sushi, alitas o hamburguesas están decorados con detalles de gatos y para complementar la experiencia, tienen orejitas de gatos que nos podemos poner para entrar totalmente en el mood.

 

Lo interesante del lugar no es sólo el hecho de poder pasar la tarde tomándonos una cerveza Meow (dato real) y conviviendo con los gatitos, sino que si uno de ellos (o varios) nos cautiva podemos adoptarlo ahí mismo.

Además de que el consumo que realicemos en el lugar será donado a La Casa del Gato Gazzu A.C.

 

El restaurante además cuenta con una cantidad bastante decente de accesorios y juguetes para nuestros gatos, por lo que si ya nos animamos a adoptarlo, ahí mismo podemos prepararnos para su llegada a casa.

 

Los gatos van a estar jugando entre sus piernas, brincando a un lado suyo y es muy probable que terminen en su mesa buscando de qué botín culinario puedan adueñarse. Pero son dóciles y sin problema podemos cargarlos y moverlos para que no terminen enchilándose con las alitas que acabamos de pedir.

 

 

El Catfecito está localizado en Baja California 266, en la Condesa y es una experiencia sumamente especial para los amantes de los gatos y los que no, además de que con nuestro consumo apoyamos a pagar gastos veterinarios, medicamentos, cirugías, tratamientos, realizar esterilizaciones y salvar vidas.