preloader
Top
QUE LA LLUVIA NO ARRUINE NUESTROS PASEOS - Somos amantes de los animales.
fade
339
post-template-default,single,single-post,postid-339,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
perro con impermeable

QUE LA LLUVIA NO ARRUINE NUESTROS PASEOS

Si vives en lugares como la Ciudad de México, es probable que sepas que de mayo a octubre TODAS las tardes va a llover. Y además, el horario de estas lluvias suele coincidir con la hora de salida de la mayoría de las oficinas, por lo que puede modificar nuestros planes, entre ellos, el paseo con nuestro perro.

 

Pero este rato de convivencia es muy importante para reforzar lazos con nuestra mascota como para que dejemos que la lluvia nos desmotive de concretarlos.

 

perros con bota de lluvia

 

El primer punto a considerar antes de salir a brincar en los charcos, es estar conscientes de si nuestro perro se pone nervioso o siente miedo al haber una tormenta. Es bien sabido que los truenos son bastante estresantes para los perros, por lo que no queremos forzar salir en la lluvia si notamos que nuestro perro se siente incómodo.

 

En caso de que querramos intentarlo, la mejor manera de motivar a nuestro perro es con premios de comida mientras salimos, así se sentirá más cómodo. Además de que —como siempre lo mencionamos— nuestra actitud ayudará mucho para calmarlo. Si nosotros actuamos como si la lluvia no fuera algo importante mostrando seguridad, vamos a transmitir esa misma calma a nuestro perro.

 

 

¿Por qué no queremos que nuestro perro se moje?

En general un perro sano no debe de temer a mojarse, pero en casos de cachorros o perros de edad avanzada los estaríamos arriesgando si dejamos que se mojen, sobre todo en época de frío.

 

Otro problema, y que no suele pasarnos por la cabeza, es dejar que se acumule humedad en sus almohadillas, lo que podría provocar que les aparezcan hongos o le genere demasiada sensibilidad. Después de cada paseo por la lluvia es de suma importancia secar sus patitas.

 

 

Además, si tenemos perro con el pelo largo, mucho contacto con agua puede propiciar que se les enrede el pelo. Una cepillada a consciencia será bienvenida.

 

 

¿Cómo tener el mejor paseo bajo lluvia?

El mejor enfoque para lograrlo será equipando y preparándolo con un impermeable. Si creen que han visto algo lindo, no han visto a un perro con impermeable.

 

 

perro con impermeable

 

 

Para elegir uno debemos tener en cuenta que sea de la talla correcta para que le permita moverse cómodamente, que deje el aire pasar pero que lo proteja de viento y frío.

 

Así como con algunos superhéroes, una de las cosas que nos preguntamos con los impermeables de perro es “¿Y cómo va al baño con eso?”, por lo que tenemos que tener en cuenta este aspecto para elegir un modelo con el que se sienta más a gusto.

Podríamos considerar paraguas para perro, pero la verdad es que termina siendo más algo “chistoso” que práctico, por lo que no lo recomendamos en lo absoluto.

 

Para completar su outfit y evitar problemas como el que comentamos de las almohadillas, podemos complementarlo con botas para perros. Como fueron pensadas originalmente para la nieve, podemos estar tranquilos de que, no solo evitarán que entre agua, sino que los mantendrán calientitos, y tienen el beneficio añadido de ser antiderrapantes.

 

 

Si alguien nos llega a decir que se ven ridículos con sus botitas, podemos decirles “Sí, se ven ridículamente…¡bien!”

 

 

¡Listo! Con estos consejos nuestro perro se va a sentir tan cómodo que vamos a tener que agarrarlo para que no se trepe a un poste de luz y empiece ladrar al compás de “Singing in the Rain” en el próximo paseo con lluvia.