preloader
Top
¿POR QUÉ SE ASUSTAN LOS PERROS CON LOS TRUENOS? - Somos amantes de los animales.
fade
1183
post-template-default,single,single-post,postid-1183,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
perro tapado con cobija

¿POR QUÉ SE ASUSTAN LOS PERROS CON LOS TRUENOS?

A todos nos puede sacar un susto un trueno. Cuando vemos el resplandor del relámpago y por instante solo podemos pensar “Ya valió, esto va a sonar excesivamente fuerte” y aunque ya sabemos que va a llegar un trueno, todo en nosotros vibra, y eso que sabemos perfectamente qué es y que muy probablemente no nos vaya a pasar nada.

 

Ahora imaginemos cómo es para un perro. Pasa todo eso mismo, pero sin entender qué está pasando.

 

 

truenos

 

 

Justo hace poco hicimos nota que habla de métodos de ayudar a nuestra perro a sobrellevar este tipo de ansiedad.

 

Pero si nos entra la curiosidad y nos preguntamos “¿por qué pasa?”

 

Según un encuesta en línea por parte de investigadores de la Tufts University, los perros de pastoreo como los Border Collie, son más propensos a este tipo de males. Además de que perros que ya sufren de ansiedad por separación, también son más propensos a temer por tormentas.

 

Si además de temer por tormentas y truenos, es muy probable que también teman a fuegos artificiales o disparos, pero hay algunos que solo temen a tormentas.

 

Según el sitio WebMD  los veterinarios en realidad no saben a ciencia cierta si es la combinación de truenos, lluvia, cambios de presión atmosférica, los retumbos de baja frecuencia que los humanos no podemos detectar previos a la tormenta o qué.

 

perro acostado

 

De hecho una teoría dice que los perros sufren dolor por un aumento en la energía estática justo antes de las tormentas. Así de complicado e inexplicable es este tema.

 

Así que como diría un antiguo filósofo: “Ni bueno, ni malo, sino todo lo contrario.” Los motivos no están claros, e igual puede que no sea solo uno, sino la combinación de varios factores. ¿Cuál combinación? Nadie lo sabe todavía.

 

Se podrían preguntar si esta nota en realidad aportó algo, si no hay respuestas claras. Pero al menos eso también ayuda, saber que ni los expertos lo tienen claro nos ayudará a sentirnos con menos presión al estar conscientes de que no estamos ignorando algo que deberíamos saber.