preloader
Top
NUESTRO GATO SE NOS PEGA ¿A QUÉ SE DEBE? - Somos amantes de los animales.
fade
1194
post-template-default,single,single-post,postid-1194,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
gato acariciando a su dueño

NUESTRO GATO SE NOS PEGA ¿A QUÉ SE DEBE?

Todos en algún momento de nuestra convivencia con gatos, —ya sean propios o ajenos— hemos experimentado que un gato llegue y se nos pegue mientras ronronea, lo primero que pensamos es “¡ay, ya le caí bien!” pero en realidad esto no es más que una conjetura nuestra.

 

*Música de suspenso* ¿En verdad significa eso?

 

Spoiler alert: sí.

 

Según la Dra. Jill E. Sackman, director médico veterinario del BluePearl Veterinary Partners’ en Michigan, esta conducta la aprenden los gatos desde chiquitos de sus mamás como un gesto de afecto y confianza.

 

Claro que en el mundo de los gatos nada es tan sencillo como parece. De acuerdo la Dra. Stephanie Borns-Weil, residente en Conducta Animal de la Cummings School of Veterinary Medicine en Massachusetts, los gatos son animales que se guían mucho por su olfato, por lo que el hecho de que los gatos se froten contra nosotros también es una manera de impregnar su aroma en nosotros y así marcarnos con cierta familiaridad.

 

 

nuestro gato se nos pega

 

 

Digamos que esta es la manera en que los gatos “etiquetan” a los miembros de su grupo de confianza con el mismo aroma. Así que no sólo es en sentido de afecto, también tiene un fin práctico. ¡Ja! Sabíamos que no todo iba a ser amor entre gatos.

 

 

También debemos tener en cuenta que esta fricción necesariamente significa una invitación a que los acariciemos. ¡Les decimos que nada es simple con los gatos! En realidad el gato está tratando de obtener información de nosotros al hacer esto.

 

 

Pero no sólo hemos visto que los gatos hagan esto con personas, también con objetos en nuestra casa. ¿Quiere decir que el sillón ahora también es de sus amigos? La Dra. Borns-Weil dice que los gatos también reclaman propiedad de algunos objetos marcándolos con su aroma.

 

 

Así es, bien podríamos tomar que nos están marcando como propiedad. Pero queremos pensar mejor de nuestros gatos y que es más por la primer explicación.

 

gato acariciando a su dueño

 

Los gatos tienen glándulas de olor en los cachetes, frente, mejilla y en la base de la cola. Por lo que cuando las frotan en personas, objetos u otros gatos es una manera de marcarlos, pero un poco más amistosa que hacerlo con orina.

 

Además, la Dra. Sackman opina que justo en estas zonas del gato es donde prefiere que lo acaricien, por lo que podría ser otro motivo para hacernos saber en qué zonas enfocar las caricias.

 

Les decimos, los gatos son criaturas misteriosas. ¿Somos sus amigos? Puede ser. ¿Nos marcan como suyos? Muy seguramente. ¿Además nos dicen dónde acariciarlos para no ir a regarla? Es probable.