preloader
Top
NO HAY QUE TEMERLE A UNA TARÁNTULA - Somos amantes de los animales.
fade
2353
post-template-default,single,single-post,postid-2353,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
tarántula

NO HAY QUE TEMERLE A UNA TARÁNTULA

Las tarántulas son grandes y peludas…y hasta allí llegaron las similitudes que tienen con otros animales muuuucho más populares, y aunque no son necesariamente dos aspectos que ayuden a hacerlas más atractivas para la mayoría, algún encanto deben de tener como para que mucha gente las elija de compañeras. Creemos que son animales que deben estar en su hábitat, pero nos pusimos a investigar para compartirles algunos puntos a su favor:

 

Las tarántulas pueden ser hermosas, aunque no lo crean. Tomen por ejemplo la Brachypelma boehmei, (Pelma, para los amigos), que es originaria del estado de Guerrero. Es dócil, pero además sus vivos colores en naranja hacen que llame muchísimo la atención. Además de que la habilidad para cazar, en conjunto con su diseño, pueden volverla sumamente estética.

 

En general, las tarántulas se podrían dividir en dos tipos: las que viven en árboles y las que viven en la tierra. Las que viven en la tierra son más compactas y voluminosas, porque necesitan estar creando hoyos en el suelo, moviendo ramas, etcétera. Mientras que las que viven en árboles se consideran las “deportivas”, porque tienen cuerpos y patas más alargadas para darles más agilidad. Estas dos variedades nos dan una idea de los cuidados y vivienda que necesitaría cada tipo.

 

Tarántula

 

Las de tierra necesitan un suelo donde carvar, hacer túneles y tronquitos donde poder esconderse. Mientras que las fans de los árboles necesitan objetos para estar trepando.

 

¿Quieren saber algo genial? Su limpieza es mínima, ya que sus desechos son diminutos, secos y los suelen hacer en una esquinita sin hacer mucho desastre. Incluso los expertos (siempre hay expertos en todos los temas) recomiendan que, de decidir ser responsables de alguna, la limpieza de la jaula puede ser una vez cada 6-7 meses. Quien haya educado a estas tarántulas a ser tan ordenadas y limpias se merece un aplauso…de 8 patas.

 

La expectativa de vida es un algo complicado de saber porque, aunque sabemos que los machos viven relativamente poco comparado con las hembras, lo difícil es determinar el sexo de la tarántula. Imagínense que nos pusiéramos a investigarlo manualmente. Eso terminaría muy mal. Y se preguntarán, “¿Sí es mucha la diferencia entre macho y hembra?” y nosotros les responderemos “Yup, un chhhhhhhorro”. Los machos viven unos 3 años y las hembras ¡15 años!

 

Tarántula

 

Un punto importante a considerar, es que justo como las víboras (ok, tal vez no estamos ayudando a hacerlas ver como una buena opción) las tarántulas también mudan de piel. Esto puede llegar a confundir, porque mudan de piel estando “boca arriba” y con las patas estiradas, y uno podría pensar que están muertas…pero no. Si en verdad estuvieran muertas tendrían las patas encogidas.

Porque además, cuando lo hacen, parece que hay dos tarántulas, ya que la piel que mudaron parece idéntica a una tarántula, con colmillos y todo. Awwwwww.

 

¿Ven? Hacen cosas interesantes y “adorables”. ¿Verdad? ¿VERDAD?

 

Ok, tal vez no son adorables, pero no deberían de intentar serlo. Son impresionantes en su diseño y habilidad como depredadores y eso también es digno de reconocer.