preloader
Top
MÉXICO, EL PRIMER LUGAR EN PERROS ABANDONADOS - Somos amantes de los animales.
fade
2760
post-template-default,single,single-post,postid-2760,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
perros en situación de calle

MÉXICO, EL PRIMER LUGAR EN PERROS ABANDONADOS

Según una reciente publicación en Newsweek México, nuestro país se encuentra como el primer lugar en Latinoamérica en abandono de mascotas. Esto nos alarma.

 

Los perros en situación de calle de acuerdo al censo llevado a cabo por INEGI, alcanzaba los 19.5 millones en 2016. Se estima que se abandona medio millón de animales al año.

Al mismo tiempo, desafortunadamente existen aún criaderos, puppy mills, certificados y clandestinos. Esto quiere decir que la “producción” de nuevos perritos sigue sucediendo mientras otros 500,000 (piénsenlo, es un numerote) se siguen abandonando en la calle de manera constante.

 

perro en situación de calle

 

Sabemos que en este momento quieren salir corriendo a recoger todos los perros que se encuentren (y es una gran práctica) pero también sabemos que no siempre es posible. Esta grave situación la podemos ayudar a contrarrestar accionando las siguientes opciones:

 

 

  • Adopta, no compres.

 

Hay muchísimas asociaciones y albergues que constantemente están rehabilitando animales encontrados en situación de calle o abandonados recientemente. Ayudan siendo un intermediario en el proceso de filtrado y selección, tratando de garantizar que se vayan a un buen hogar y normalmente dan seguimiento a la adopción. Hacen una gran labor, no duden en contactarlas. Es común que pidan una cuota representativa de recuperación, y se vale, recuerden que tener a tantos animales en resguardo, alimentándolos y bajo cuidados médicos es costoso (si no lo fuera seguramente nuestras mamás sí nos habrían dejado tener millones de perritos en nuestras casas, ¿o no?). Si llegaran a dudar en entregarles dinero, podemos ofrecer donarles costales de comida, camitas, transportadoras o jaulas, incluso podríamos hablar con algún veterinario de confianza y pagarle un par de consultas para donarlas a estas asociaciones. ¡Hay muchas formas de ayudar!

 

 

  • Promueve la adopción.

 

Si ya tenemos los perritos o gatitos que puedes mantener y atender correctamente, nada nos cuesta promover en redes sociales y con nuestros conocidos las imágenes de adopción que circulan de forma permanente. Otra forma de hacerlo es donando su tiempo siendo voluntarios (tranquilos, no van a vender cupcakes en los parques) en algunas asociaciones y albergues paseando perros. Como saben, generalmente tienen una gran cantidad y no siempre cuentan con el espacio adecuado para cada uno, y ya conocen también la importancia de que salgan a pasear diariamente. Podríamos ser nosotros quienes vayamos junto a esos guapos presumiéndolos por ahí y contándole a la gente que nos ve (sabemos que nos van a voltear a ver) que se encuentran en adopción. Hasta que todos tengan un hogar <3

 

 

  • Denuncia casos de maltrato.

 

Hemos compartido también qué hacer en caso de detectar un maltrato animal. Recuerden que es necesario tener fotos o video para poder comprobarlo. No dudemos, hagamos esa llamada. Al comprometernos con el proceso, estamos ayudando mucho. Gracias a eso, se puede reubicar un perro o gato que no están gozando de sus derechos y estamos previniendo un posible abandono; no seamos indiferentes.

 

 

  • Visita centros antirrábicos.

 

Debemos ser sinceros, no es como en las películas gringas. Es una experiencia mucho más fuerte y triste, muy triste. Todos hemos visto videos o fotos de lo desconsolados y sin esperanza que se ven esos perritos en lamentables condiciones de higiene y salud. También podemos adoptar ahí y cambiar su destino inmediatamente (y el nuestro, no se arrepentirán). Recuerden ya ir con un collar, correa, tener lista una cama en casa y asistir con un veterinario lo antes posible para una revisión profunda, revisión de parásitos, vacunas… todo el protocolo.

 

 

  • Esteriliza. Esteriliza. Esteriliza.

 

 

Sí, tres veces como si fuera palabra mágica. Esterilicemos a los nuestros; no podemos darnos el lujo como sociedad, como país, de estar trayendo aún más perros, aunque pensemos “pero sí los voy a cuidar”, “los voy a dar en adopción a buenas familias”... Dejemos que esas buenas familias adopten mejor a otros perritos que ya lo necesitan, la situación, como ya leyeron, es crítica. Sabemos de horribles casos de perras no esterilizadas robadas que viven amarradas y esclavizadas para cría de cachorros. No nos vamos a cansar de pedírselos, esterilicen.

 

Y sobre todo HABLEN del tema. Ayuden a sensibilizar a su familia, amigos y vecinos, compartiendo esta nota, por ejemplo.

 

¿Qué otras acciones han realizado? Cuéntenos y, sobre todo, compártanos sus historias de adopción.

 

perro en situación de calle