preloader
Top
MANERAS DE CELEBRAR EL CUMPLEAÑOS DE NUESTRO PERRO - Somos amantes de los animales.
fade
2159
post-template-default,single,single-post,postid-2159,single-format-gallery,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

MANERAS DE CELEBRAR EL CUMPLEAÑOS DE NUESTRO PERRO

En Fan Animal reconocemos que el humanizar a los animales es desvirtuarlos y no es el objetivo de esta nota, ni ninguna otra. Pero entendemos que podemos encontrar un balance en el que les ofrecemos una experiencia “humana” dentro de sus cualidades animales.

 

Expertos, como César MIllán, sugieren que humanizar a los animales es olvidar sus necesidades instintivas, y estamos de acuerdo.

 

Ya que esto no quiere decir que, de vez en cuando, no podamos tener un tipo de evento que se salga de lo convencional y que, respetando sus características, no podamos tener una fiesta de cumpleaños donde podamos celebrar, algo así, como un cumpleaños (diría cierto trovador mexicano).

 

No puede haber fiesta de cumpleaños sin un pastel. Se sorprenderían al saber que algunos pasteles de humano, también son opciones válidas para perros. De cualquier manera les compartimos algunas recetas de pasteles para perro que, siendo sinceros, suenan bastante apetitosas para los invitados humanos también.

 

 

perro con pastel de cumpleaños

 

 

Si nos queremos ver un poco más creativos podemos darles “helado” para perros. Sí, lo ponemos entre comillas porque el helado les cae mal al estómago, pero si hacemos una mezcla de plátanos, yogurt natural y mantequilla de cacahuate que dejemos congelar durante una noche, van a ser los perros más felices del mundo.

 

perro comiendo helado

 

 

Para la decoración, sobre todo si queremos ponerles gorritos de fiesta hechos por nosotros (admítanlo, de seguro sintieron ternura de sólo imaginar a su perro con gorrito de fiesta) debemos asegurarnos de que sean con pegamento no tóxico, ya que el cumpleañero puede querer comerse los gorros y no queremos arriesgarlo.

 

Si nuestro perro es de esos que no toleran los sombreritos, entendiblemente, la otra opción puede ser ponerle un paliacate festivo en el cuello (no en la cabeza, porque después parecen integrantes de Los Fantasmas del Caribe versión canina).

 

 

perro en su cumpleaños

 

 

No queramos que la fiesta sea privada e invitemos a todos sus amiguitos perrunos. Podemos tenerles premios de comida (siempre y cuando verifiquemos con los otros dueños si sus perros son alérgicos a algún alimento y asegurarnos de que los pueden comer sin problema) y juegos para que todos puedan participar.

 

Para cerrar, una fiesta de cumpleaños no tendría sentido si no hay bolsita de “dulces” al final para los invitados. Podemos poner juguetes sencillos, como una pelota de tennis, unos premios y alguna bandana/paliacate alusiva a la fiesta. Sólo no caigamos en la trampa de “¿me puedes dar otra bolsita para mi hermano que no pudo venir?”, típica entre los perros.

 

Con estos consejos creemos que su perro va a ser la envidia de la colonia por tener la mejor fiesta de cumpleaños de todos. Sólo recuerden no hacer nada que incomode a nuestro perro, con decoraciones, flashes de fotos u otro de tipo de cosas que en realidad provoquen que la pase mal.

 

¿Han hecho fiesta para sus perros? ¿Cómo la organizaron? ¡Queremos fotos…y pastel!