preloader
Top
LOS SUPERPODERES CANINOS: SUS OÍDOS - Somos amantes de los animales.
fade
2341
post-template-default,single,single-post,postid-2341,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
orejas de perro

LOS SUPERPODERES CANINOS: SUS OÍDOS

A veces nos olvidamos que las orejas de los perros no solamente sirven para comunicar si están alegres, asustados o cómodos, sino que también tienen la pequeña cualidad de captar los sonidos y de hacerlo muy bien. Sigamos descubriendo los superpoderes de los perros.

 

Para darnos una idea, los humanos detectamos frecuencias de entre 20 a 20,000 hertz, mientras que los perros de 40 a 60,000 hertz. O sea, “nada más” un rango 200% mayor.

 

Esto se debe en parte a la forma y posición de sus orejas, sobre todo en perros que las tienen paradas. Por ejemplo, un Doberman Pinscher tiene ventajas de audición sobre un Beagle, que tiene las orejas caídas.

 

 

orejas de perro

 

Entre las personas es gracioso cuando logramos mover las orejas, pero no tiene mucho uso fuera de ser nuestro truco de fiestas. Los perros tienen la habilidad de que, como antena parabólica de las viejitas, puede mover  las orejas en distintas direcciones para poder mejorar lo que escucha.

 

Además de que cada oreja puede detectar sonidos independientemente del otro. Eso ayuda en labores de rescate porque son capaces de filtrar ciertos sonidos para poder centrarse en otros.

 

Si esto fuera poco, los perros pueden escuchar sonidos a una distancia hasta 4 veces mayor que los humanos. Por eso son tan buenos guardianes, porque mientras nosotros estamos viendo una serie en Netflix sin tener idea de qué está pasando en el mundo exterior, ellos pueden escuchar si algo sucede en nuestra casa.  

 

Así que tienen mayor rango de frecuencias, mayor alcance, más versatilidad y mejor enfoque. Esas orejitas son increíbles y no sólo para darles cariñitos.