preloader
Top
¿LOS PERROS LE TEMEN A LOS HOMBRES? - Somos amantes de los animales.
fade
1192
post-template-default,single,single-post,postid-1192,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
perro escondido

¿LOS PERROS LE TEMEN A LOS HOMBRES?

Es curioso porque dicen “que el perro es el mejor amigo del hombre”, por lo que sería un poco irónico que justo algunos perros sientan miedo por ellos.

 

Hay un viejo dicho que dice “la burra no era arisca, la hicieron”  (andamos muy dicharacheros el día de hoy), y esa idea puede ayudar a explicar algunos de los temores de los perros hacia los hombres.

 

 

dueño cargando a chihuahua

 

 

Todos sabemos que generalizar no suele ser una buena idea, pero tristemente, —aún con todas las cualidades que los perros tienen— a ellos no les ha llegado el memo de no hacerlo. Por ejemplo: si a un perro de cachorro le cae encima el palo de una escoba, es probable que crezca temiéndole a cualquier cosa que se le parezca.

 

Por lo que si de cachorros tuvieron alguna mala experiencia con un hombre, puede ser que durante mucho tiempo vayan a seguir sintiendo ese rechazo.

 

Un posible motivo para esto, y que además es en parte factor para que los perros distingan entre hombres y mujeres, es que en el mundo de los perros, los cachorros crecen cerca de la mamá, su papá rara vez está en casa (dicen que fue por cigarros y nunca volvió). Por lo que la combinación femenina de feromonas y estrógeno es algo que los hace sentir más cómodos y seguros, al contrario de los hombres.

 

 

Otro de los motivos por lo que este miedo hacia el género masculino pudiera darse, es porque los hombres suelen ser más grandes, ruidosos y con voces más graves que las mujeres. Esa combinación de grande + ruidoso para los perros puede ser un gran “no no”.

 

Una diferencia más es que los hombres a veces se acercan a jugar con un perro de manera más asertiva y directa, mientras las mujeres ofrecen una invitación esperando a que sea el perro el que se acerque. Como un hombre adulto suele ser mucho más grande que un perro, la imagen de ver a este ser enorme acercarse hacia a ti con seguridad puede llegar a ser algo intimidante para ellos. 

 

 

perro escondido

 

 

Lamentablemente, no hay una respuesta científica que concluya sin dudas a qué se deba, en realidad todo esto que les compartimos son conjeturas, de acuerdo a nuestro confiable amigo César Millan.

 

Pero aún así, creemos que tienen lógica y tomarlos en cuenta podrá ayudar a que los hombres (o quien se identifique como tal) puedan tener un acercamiento que ayude a desarrollar la relación con su perro desde un punto más consciente.