preloader
Top
¿LOS PERROS EN VERDAD SIENTEN CELOS? - Somos amantes de los animales.
fade
1713
post-template-default,single,single-post,postid-1713,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
dueña abrazando a sus perros

¿LOS PERROS EN VERDAD SIENTEN CELOS?

Lo más obvio sería sugerir que nos revisa los mensajes en el celular cuando no nos damos cuenta, pero lo bueno es que no hemos registrado su patita para desbloquearlo.

 

Todos alguna vez hemos notado que cuando empezamos a acariciar a otro perro, o inclusive al mostrar afecto a otra persona se mete para que le demos cariño o inclusive se enoja. Tal vez puede ser que llegue a llorar si otro perro empieza a recibir más atención que él, pero en realidad para los expertos éstas no son reales señales de celos.

 

Les dijimos, nos quieren revisar el celular.

 

 

perro acariciando a dueño

 

 

 

Según Katenna Jones, conductista animal y dueña de Jones Animal Behavior, dice que los perros no sienten celos como tal. En todo caso sólo es su manera de ser un poco maleducados y directos, sobre todo cuando se sienten superiores a otros perros en la jerarquía de la manada. Digamos que no son celosos, sino que se sienten con el derecho.

 

 

Suzanne Hetts, también conductista animal y co-dueña del Animal Behavior Associates en Colorado, dice que en realidad no hay claridad de qué motiva esta emoción que nosotros como humanos identificamos como celos en los perros. Suzanne dice que en realidad parece estar más motivado por cuestiones competitivas con otros perros (“¿cuánto a que yo puedo conseguir más cariñitos que tú?”) u otros animales.

 

 

El doctor Dr. Geoffrey Broderick, veterinario en Nueva York, dice que los perros como las personas también pueden llegar a sentirse inseguras. Necesitan atención, cariños y juegos para sentirse valoradas (y no aburrirse, la verdad). Además de que para Broderick, los perros nos ven disfrutando algo y ellos quieren un poco de eso también.

 

 

 

dueña abrazando a sus perros

 

 

 

Algunos factores pueden agudizar estas situaciones, como cuando hay muy pocos juguetes para varios perros, si el perro está bajo constante estrés, si el espacio está reducido o le falta ejercicio, pueden aumentar el riesgo de este tipo conductas que nosotros interpretamos como celos.

 

Si estamos dándole más atención o más premios a un perro que a otro, o tal vez si un nuevo perro llega a casa (o inclusive un nuevo integrante humano), puede ser causa de este tipo de comportamiento. Como siempre les decimos, estar al pendiente de algún tipo de cambio en su comportamiento nos ayudará a saber si debemos cambiar nuestros hábitos para reducir su estrés.

 

Sólo se trata de llevar una relación equilibrada y no vamos a tener que preocuparnos si nuestro perro nos cacha viendo fotos de otros perritos en instagram para que termine poniendo canciones de Ana Gabriel.

 

¿Ustedes han experimentado esto con sus perros? ¿Cómo lo han manejado? ¡Compártanos sus historias, fans!