preloader
Top
¿LOS GATOS SE SACAN A PASEAR? - Somos amantes de los animales.
fade
1051
post-template-default,single,single-post,postid-1051,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
gato con correa

¿LOS GATOS SE SACAN A PASEAR?

Los gatos son comúnmente etiquetados como animales independientes, que incluso pueden salir y regresar de la casa a voluntad propia. No solo no piden permiso, ¡sino que ni avisan! Eso le daría un infarto a nuestra madre si llegáramos a hacerlo.

 

Por lo que el hecho de que una actividad como el paseo tradicional con correa y collar, como se hace con perros, nos puede parecer un poco ajeno en el contexto de gatos.

 

 

gato en la calle

 

 

De acuerdo sitio Affinity, para los perros es indispensable este paseo, ya que muchos no pueden hacer sus necesidades si no salen de casa, mientras que un gato se conforma perfectamente con visitar su caja de arena, además de que no suelen tener la necesidad de socializar tan fuerte como los perros (aunque hay de todo en la viña del Señor, claro está).

 

De hecho, al contrario de los perros, los gatos no ven una oportunidad de jugar al conocer otro gato, sino que de hecho es una situación bastante estresante: tanto porque son animales que no reciben bien los cambios, como porque también son muy territoriales. Así que salir de paseo es un constante encuentro con imprevistos en territorios no marcados, pésima combinación felina.

 

¿Qué queremos decir con esto?

 

Sacar a pasear a nuestro gato jamás va a ser considerado como una necesidad. Algunos expertos lo sugieren en casos de gatos que son propensos a escaparse. Digamos que ya si se van a salir, de pérdida se salgan con su chaperón, o sea, nosotros.

 

En caso de que decidamos que es buena idea tener paseos, el primer gran paso, es hacer que se acostumbre a un arnés. Debemos probar poniéndoselo en casa y premiándolo mientras lo trae. Lo ideal es hacer paseos en horas y lugares que sean más privados, así tenemos menos riesgo de alterar a nuestro gato.

 

gato con correa

 

 

Algunos gatos responderán bien al estímulo del paseo, pero para muchos otros el estímulo nuevo no será precisamente bien recibido, ya que los estímulos suelen ser potencializados en los gatos, por lo que podría ser más estresante que relajante.

 

En conclusión: depende de la situación de cada gato, por lo que si creemos que puede ser buena idea, podemos empezar probando, con paciencia y sin forzar ninguna parte del proceso. Teniendo en cuenta que tal vez organizando en casa un ambiente planeado para gatos podremos tener un lugar igual de estimulante que el exterior, pero sin los elementos estresantes.

 

¿Ustedes han sacado a pasear a su gato? ¿Cómo fue su experiencia?