preloader
Top
¿LE DAMOS LOS HUESOS A NUESTRO PERRO? - Somos amantes de los animales.
fade
1532
post-template-default,single,single-post,postid-1532,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Perro comiendo un hueso

¿LE DAMOS LOS HUESOS A NUESTRO PERRO?

Es muy común después de una carne asada darle los huesos a nuestros perros. Sobre todo si son del norte de México, cada cumpleaños, despedida, bautizo y cualquier tipo de reunión va a terminar con huesos de algún filete para uno de nuestros perros.

 

Entendemos bien que en un ambiente salvaje los perros están acostumbrados a comer cualquier tipo de hueso que se les ponga enfrente, pero eso no quiere decir que sea lo mejor para ellos.

 

Como ya tratamos en otra nota donde abordamos el tema de los huesos de carnaza (que puedes leer aquí) , hablamos que los huesos son sumamente entretenidos y disfrutables para los perros, pero tienen algunos aspectos negativos.

 

 

perro comiendo hueso

 

 

Tristemente su contraparte más natural también comparte varios de esos contras.

 

Los huesos son propensos a astillarse al ser mordidos, evidentemente estas astillas se vuelven filosas por lo que pueden causar cortes en el paladar o lengua, ocasionando llagas o úlceras bastante problemáticas.

 

Aún si la astilla lograra pasar bien por su boca, sigue habiendo el riesgo de que perfore su esófago, estómago.

 

Estas son algunas de posibilidades si tragan algún trozo. Ahora que si lo tragan entero las cosas no mejoran mucho, ya que el riesgo de que se quede atorado en el intestino o colon se vuelve mayor. Esto provocaría que no pueda defecar, dolores, inflamación e infección.

 

 

Perro comiendo un hueso

 

 

En caso de que decidamos hacerlo, además de estar revisando que no ocurra un problema, es importante no darles huesos de aves, ya que al ser más pequeños se vuelve más probable que los traguen sin darse cuenta y se empiecen a ahogar.

 

Entre los naturales y los de carnaza, le podríamos dar una ligera ventaja a los naturales por….naturales, y que no cuentan con ningún tipo de químico añadido. Pero de cualquier manera es preferible consultarlo antes con nuestro veterinario, y reportar de inmediato si notan algún cambio en sus hábitos de comida, si batalla en ir al baño o si empieza a vomitar.