preloader
Top
LA EXPLICACIÓN DEL POR QUÉ LOS PERROS SE PARECEN A LOS DUEÑOS - Somos amantes de los animales.
fade
2711
post-template-default,single,single-post,postid-2711,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
perro se parece a su dueño

LA EXPLICACIÓN DEL POR QUÉ LOS PERROS SE PARECEN A LOS DUEÑOS

En redes sociales solemos ver publicaciones donde comparten imágenes de perros que son bastante parecidos a sus dueños. Una parte de nosotros (la que ha sido lastimada por los Príncipes Nigerianos) duda que sean reales, pero después llegamos a conocer a alguien que comparte un je ne sais quoi con su perro.

 

Aunque no lo crean, en realidad hay una explicación científica de que esto en verdad sí pasa.

 

Michael Roy, un psicólogo de la Universidad de California de San Diego de dispuso a visitar varios parques con fotografías de perros y sus dueños, las mezclaba y le pedía a los paseantes que emparejaran a los perros con la foto que creían que era de su dueño. Resulta que la gente lograba hacerlo con relativa certeza.

 

perro se parece a su dueño

Créditos: IG @topherbrophy@rosenbergthedog

 

Esto no quiere decir que el dueño de un poodle tenga un afro, o el de un Bulldog tenga los cachetes enormes y siempre babee. Las semejanzas son bastante más sutiles que eso.

 

En realidad mucho de lo que hace que nos parezcamos está en la mirada, porque cuando en este mismo experimento en San Diego le tapaban los ojos a los dueños y a los perritos, los participantes batallaban más para encontrar las similitudes entre los dos.

 

La posible explicación a este curioso fenómeno es que inconscientemente elegimos adoptar perros que nos parecen familiares, ya que es probable que nos sintamos más cercanos y con mayor confianza con un animal con quien compartamos alguna característica.

 

Claro que este narcisismo, perdón, quisimos decir “esta situación natural”, no se limita a características físicas, sino que también se da con la personalidad de nuestros perros. De hecho hace unos años Borbala Turcsan de la Eotvos University en Budapest encontró que la empatía entre perros y dueños es mayor que entre matrimonios y amistades. Lo cual no nos sorprende, nuestro perro nunca nos ha mandado a dormir al sillón.

 

 

perro se parece a su dueña

 

 

Este estudio también mostraba que no era que el perro desarrollara estas similitudes con el tiempo, sino que más bien nosotros al momento de elegirlos ya habíamos notado ciertas características en su personalidad con las que nos identificábamos. Es importante que elijamos bien, teniendo en cuenta que el promedio de duración de los matrimonios en México es de 13.5 años, un poco menos que el promedio de vida de un perro.

 

Es curioso que una relación relativamente reciente, de tan sólo 30,000 años, entre perro y humano, ya llega a ser más eficiente, empática y recíproca que muchas de las que tenemos con otros humanos.

 

¿Ustedes han notado estas similitudes? ¿Han tenido mascotas que se parecen a ustedes?