preloader
Top
LA ETERNA RIVALIDAD DE GATOS Y ÁRBOLES DE NAVIDAD - Somos amantes de los animales.
fade
2284
post-template-default,single,single-post,postid-2284,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

LA ETERNA RIVALIDAD DE GATOS Y ÁRBOLES DE NAVIDAD

Ni el Grinch odia tanto la Navidad como algunos gatos. Esto llega al punto en que algunos dueños de gatos nos contaron que ya mejor prefieren no poner arbolito porque va a terminar asediado por sus enemigos felinos, pero ¿por qué?

 

Al parecer, pueden sacar al gato de la vida salvaje pero no se puede sacar la vida salvaje del gato. El problema no es tanto que el gato ataque al árbol, sino que éste se ve atraído al árbol y después accidentes suceden.

Los gatos por naturaleza y su bagaje genético van a querer rascar, escalar todo lo que esté a su alcance e interactuar con árboles. Y cuando nosotros, en nuestra infinita sabiduría y conocimiento de gatos, decidimos adornar este objeto con un inconmensurable número de potenciales juguetes para gato, es una receta para el desastre.

 

Evidentemente esto no quiere decir que TODOS los gatos los toman como un grande y verde entretenimiento, ya que puede haber gatos mayores a los que no les llame tanto la atención.

 

Y es que el hecho de que se caiga el árbol no es taaaaan problemático. El riesgo viene en el hecho de que la posible caída del enorme árbol puede ser un peligro mismo para nuestro gato, por lo que no los culparíamos si decidieran omitir el árbol para evitarlo.

 

Aún si el árbol se mantuviera de pie, algunos gatos también gustan de morder las ramas de árboles naturales y de plástico. Las naturales son tóxicas y las de plástico pueden dañarlos también. Si a esto le agregamos el peligro de morder series de luces u otros adornos, cada vez suena menos tentador tener un árbol de Navidad en casa.

 

No es nuestra intención ser alarmistas, pero en cuestión de mascotas preferimos ser extremadamente precavidos.

 

¿Su gato ha atacado a su árbol de Navidad? ¿Esta temporada pusieron arbolito?