preloader
Top
LA EMOCIÓN DE UN PERRO AL RECIBIR UNA PRÓTESIS - Somos amantes de los animales.
fade
2690
post-template-default,single,single-post,postid-2690,single-format-video,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

LA EMOCIÓN DE UN PERRO AL RECIBIR UNA PRÓTESIS

Miren, creemos que a ninguno de nosotros nos gusta llorar en la oficina, en medio del tráfico o donde sea que decidan consumir nuestro contenido. Perdónenos porque seguramente la persona a su lado les va a decir “¿Por qué lloras? ¿Estás bien?”

 

No intenten explicarles, simplemente pásenles el celular para que también vean el video y “echen moco” juntos.

 

Créditos: TW @RetrieversPic

 

El auge de las impresoras 3D, siendo cada vez más accesibles (aunque aún no súper accesibles, tampoco) ha hecho que este tipo de situaciones puedan ser más comunes. La capacidad de crear algo así de increíble desde cero es un gran poder y –como diría el tío Ben– “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” por lo que es importante usar este poder ayudando al prójimo, hasta a los prójimos de cuatro patas.

 

Y recuerden, si necesitan siempre pueden aplicar la vieja confiable: es que me entró una basurita en el ojo.