preloader
Top
CONSEJOS BÁSICOS PARA DISCIPLINAR A NUESTRO PERRO - Somos amantes de los animales.
fade
1252
post-template-default,single,single-post,postid-1252,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
dueño con su perro en un parque

CONSEJOS BÁSICOS PARA DISCIPLINAR A NUESTRO PERRO

Hay un estilo, de la vieja escuela, que se enfoca en corregir cada vez que nuestro perro hace algo “malo” —el tradicional “periodicazo” en la nariz—, pero las nuevas investigaciones han ido modificando estas creencias, por lo que las nuevas tendencias van en el sentido contrario: no se disciplina, se premia.

 

La idea es tener control de todas las cosas que hacen feliz a nuestro perro: sus paseos, sus juguetes y sus premios.

 

De esta manera podremos estar usándolos como recompensa cada vez que logremos que haga lo que queremos. Por ejemplo: si se la pasa brincando cuando le vas a servir la comida, y aunque nos guste verlo emocionado porque ya llegó la cena, no le servimos hasta que no se quede abajo.

 

El paseo del premio

 

En los paseos podemos llevar croquetas para estar premiando la buena conducta. Imaginen que nos topamos a alguien que lo quiere saludar  —porque obvio es un buen chico y es el perro más guapo del vecindario—. Si le decimossity se queda sentado para saludar a la persona, le damos una croquetita. Esto además ayudará a que esté más consciente de nosotros y lo que estamos pidiendo, ya que nos ganaremos su total atención.

 

Otro momento en el que podemos aprovechar para reforzar el buen comportamiento, es cuando está acostado tranquilo. Podamos llegar, hablarle bonito y rascarle la panza mientras está tranquilo. Recordemos, no nos enfoquemos en el mal comportamiento, mejor reforcemos el bueno.

 

Siempre haciendo amigos

 

Un punto importante es estar practicando sus habilidades sociales constantemente. No porque se haya portado bien un día, quiere decir que se portará bien siempre. Por lo que el hecho de hacerlo convivir con otros perros durante toda su vida, sobre todo si son perros nuevos cada semana, será muy importante para ejercitar sus habilidades sociales.

 

El juego de los 7 segundos

 

Muchos cachorros y algunas razas en particular pueden ser “súper hiperactivos” (como decía una amiga de la prepa, que suena a un nivel de hiperactividad demasiado intenso), por lo que durante el día podemos pedirle y tenerlos calmados junto a nosotros durante 7 segundos: al hacerlo le damos un premio. Podemos jugar así durante el día y de esta forma lograr convivir con él tranquilamente.

 

Mantengamos al veterano en forma

 

A veces pensamos que sólo los cachorros necesitan el entrenamiento, pero la verdad es que es recomendable que aunque nuestro perro sea bien portado, no dejemos de recompensar su buena conducta (como ir al baño en la zona adecuada) para que así no pierda la buena costumbre.

 

Como siempre lo repetimos, porque no importa la nota que hayan elegido leer el día de hoy, necesitamos sieeeeempre recordarles que ningún tipo de técnica, método o consejo de entrenamiento tendrá sentido si no tenemos paciencia. La paciencia siempre será la clave para que funcione cualquier camino que elijamos como entrenamiento.