preloader
Top
CONCIERTO CALLEJERO, PERO PRIVADO, PARA GATOS - Somos amantes de los animales.
fade
3593
post-template-default,single,single-post,postid-3593,single-format-video,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

CONCIERTO CALLEJERO, PERO PRIVADO, PARA GATOS

 

 

Como mencionábamos en esta nota, existen cosas que sólo los animales tienen la fortuna de apreciar en su totalidad. 

 

Un claro ejemplo de ello, es la asociación que muchas veces tenemos entre los gatos y el arte, recordemos que muchos de estos felinos han sido compañía inseparable de algunos de los más famosos escritores.

 

Concierto para gatos

 

Julio Cortázar y su gatito. En el pelaje podemos apreciar algunas rayuelas, ¿ah, verdad?

 

Pensándolo bien, quizás el apreciar el arte podría ser algo inherente a los gatos. 

 

concierto para gatos

 

Además de su porte y elegancia, cuentan con esa famosa curiosidad que lejos de ponerlos en riesgo, los acercan a experiencias que una persona absorta en su cotidianidad quizá no apreciaría (ya, pues, ya nos pusimos demasiado filosóficos, el punto es que la curiosidad no mata al gato) .

 

Un claro ejemplo es el de estos mishitos encantados con la música de un hombre en Malasia que acostumbra cantar para ganarse unas monedas. 

 

concierto para gatos

 

Aquella noche era una difícil, ni una sola alma se acercaba o interesaba en él. Hasta que pasó algo increíble… 

 

Cuatro gatitos de aproximadamente tres meses se acomodaron alrededor de él para escucharlo. 

 

Respetando una distancia adecuada y con toda la atención en él, estos mishis fueron el público más agradecido y tierno del mundo. Pero mejor checa el video:

 

 

 

¿Qué les espera? Ojalá una vida llena de música.