preloader
Top
¿CÓMO SE HICIERON NUESTROS MEJORES AMIGOS? - Somos amantes de los animales.
fade
2120
post-template-default,single,single-post,postid-2120,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
dueña besando a su perro

¿CÓMO SE HICIERON NUESTROS MEJORES AMIGOS?

Según historiadores, los perros no solo son los mejores amigos del hombre, sino también uno de los más viejos.

 

¿Cómo inició esta relación? ¿Qué llevó a estos peludos compañeros a querer ser nuestros compas?

 

Esto fue hace cerca de 33,000 años. Es razonable que haya sido desde hace tanto tiempo, porque evolucionar de un feroz lobo a un tímido Chihuahua no iba a ser algo que sucediera rápidamente.

 

Antes se creía que este primer encuentro había sido en Europa, pero los más recientes estudios (siempre los artículos dicen “un más reciente estudio” para cualquier tema, ¿lo han notado?) demuestran que en realidad fue en el sur de Asia.

 

Curiosamente fueron los perros,o sus ancestros, un tipo de lobo gris que ya está extinto los que empezaron a juntarse con nosotros por su propio provecho. ¡Quién lo diría! Se dieron cuenta que al estar cerca de asentamientos humanos era más fácil sobrevivir gracias al alimento que podían conseguir de nosotros.

 

 

dueña con su perro

 

 

A raíz de esto, las personas empezaron a criar algunos cachorros, y como estos caninos instintivamente viven y trabajan en manada, los humanos tomaron ese rol de “macho alfa” que los perros siguen de manera innata.

 

A partir de esta primera dinámica, la relación se empezó a desarrollar más. Los lobos domesticados ofrecían apoyo para alertar a la comunidad gracias a su olfato y oído superior al del humano. A cambio de esto, los humanos los protegían y ofrecían comida.

 

Sí, esto no suena como una gran amistad, sino una relación por beneficio propio, pero creemos que valió la pena para estos “lobos domesticados”; su ancestro salvaje se extinguió, mientras que ellos ahora viven en lofts donde son estrellas de Instagram.

 

Nos habría gustado que fuera una historia más romántica, llena de drama, traición y grandes héroes, pero la verdad es que está basada en necesidades que cada uno podía ayudar a solventar del otro.

En esta época sigue siendo bastante parecido: sigue habiendo perros que cuidan de nuestra casa cuando no estamos, otros ahuyentan animales que no queremos en casa o sólo nos ayudan con nuestra inagotable necesidad de compañía y cariño, mientras nosotros los apoyamos con vivienda, comida y también mucho, mucho amor.

 

Mientras más cambian las cosas, más se mantienen igual.