preloader
Top
¿CÓMO ELEGIR UN BUEN ENTRENADOR DE PERROS? - Somos amantes de los animales.
fade
2010
post-template-default,single,single-post,postid-2010,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
entrenador de perros

¿CÓMO ELEGIR UN BUEN ENTRENADOR DE PERROS?

Sabemos que les encantaría pasar todo el tiempo posible con su perro, para poder ir desarrollando una relación profunda y significativa a través del entrenamiento. 

 

Pero tristemente esto no siempre se puede dar. Ya sea por falta de tiempo o, más probablemente, por los conocimientos y experiencia necesarios para esta tarea. Por lo que seguramente, si tenemos los recursos suficientes, busquemos a un profesional que nos ayude.

 

 

adiestramiento canino

 

 

De acuerdo a César Millán, y vaya que él sabe de entrenadores de perros, estos son algunos de los puntos en los que nos debemos fijar al momento de elegir a un entrenador:

 

1. Definamos qué es lo que queremos que nuestro perro aprenda.

No todos los perros necesitan aprender los comandos básicos en su primera lección,  como “sit”, “stay” u otro. Algunos necesitan un poco de rehabilitación en su conducta debido a que algún pasado tormentoso. De esa misma manera, no todos los entrenadores saben hacer todo. Cuando tengamos definido qué queremos que aprenda nuestro perro, tendremos la primer guía de qué queremos de su entrenador.

 

 

2. Tengamos claros nuestros límites y convicciones.

A lo que nos referimos con esto es que habrá entrenadores con todo tipo de métodos y enfoques para lograr el objetivo, por lo que debemos tener claro con qué estamos de acuerdo y con qué no. Por ejemplo, habrá personas que no quieran que se use collar de castigo en su perro. Si el entrenador que encontramos no coincide con nuestra perspectiva no debemos sentirnos culpables, seguramente encontraremos alguien con quien sí coincidamos.

 

 

3. Revisemos si tiene algún tipo de certificación.

Entre entrenadores de perros como con cualquier otra profesión, el “papelito” no es garantía de que alguien sea experto en el tema, pero al menos nos puede dar un poco más de certeza de que ha estudiado y practicado en el área. Además de que estas certificaciones conllevan ciertas reglas y lineamientos que, si son reconocidas, nosotros mismos podríamos investigar para conocerlas más a detalle y así dar seguimiento al momento de iniciar con el entrenamiento.

 

 

adiestramiento canino

 

 

4. Pidamos referencias.

No importa si encontramos al entrenador en redes sociales o algún otro medio, le podemos pedir que nos contacte con algún otro fan animal que ya haya trabajado con él, para que conozcamos de viva voz cómo es su método de trabajo. Que no nos dé miedo o pena preguntar, todo es por el bien de nuestro perro.

 

 

5. Asegurémonos de ser parte del proceso.

Aunque, como decíamos al principio, a veces por falta de tiempo es que buscamos el apoyo de un entrenador, será de suma importancia encontrar una situación y un entrenador que se preste y nos permita ser parte, en la mayor proporción posible, ser parte del entrenamiento. Además, muchas veces nosotros mismos somos parte del problema que estamos buscando “solucionar” en nuestro perro, por lo que necesitamos igual o más entrenamiento que ellos. Será normal que de vez en cuando el entrenador nos pida que le demos espacio a su perro para poder “resetear” algunos hábitos que nosotros mismos le estamos provocando.

 

¿Ustedes en qué se fijan al momento de buscar un entrenador? ¿Cuál ha sido su experiencia con entrenadores?