preloader
Top
ANIMÁNDONOS A TENER UN PEZ DE MASCOTA - Somos amantes de los animales.
fade
1701
post-template-default,single,single-post,postid-1701,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Mujer con un pez

ANIMÁNDONOS A TENER UN PEZ DE MASCOTA

Para mucha gente los peces no son una mascota sexy, sobre todo porque en esta época de redes sociales una foto de un beta no atrae tantos likes como la de un Golden Retriever. Aunque suene curioso, los peces de hecho son de las opciones más populares entre mascotas.

 

Al menos en Estados Unidos, cerca de 15 millones de hogares tienen algún pez como mascota, según una encuesta de la APPA.

 

¿Qué atractivo tienen? ¿Por qué son tan populares? ¿Qué los hace esPEZctaculares?

 

 

Aquí les dejamos algunos motivos:

 

Beneficios para la salud. Si han notado que doctores, dentistas y terapeutas tienen una pecera en el consultorio no es porque todos sean fans de los peces (o tal vez sí) sino es porque estudios han demostrado que el ver y escuchar a las peceras tiene efectos calmantes, además de que ayuda a bajar la presión y el ritmo cardíaco.

 

Tal vez es porque nuestro bienestar como especie está ligado a la presencia de agua cerca, pero está demostrado que el sonido del agua corriendo puede reducir hasta 12% el nivel de ansiedad en los pacientes.

 

Mantienen todo en silencio. ¿Escuchan eso? ¿No? Lo imaginamos, es el absoluto silencio de los peces.

Evidentemente no tenemos nada contra los ladridos y maullidos, pero habrá fans de animales que por ciertas circunstancias prefieran tener una mascota un poco más silenciosa. Si tenemos una familia con bebés, vecinos un poco hostiles o por algún otro motivo, el total y completo silencio eterno de los peces va a ser una ventaja muy atractiva.

 

 

 

pecera con peces

 

 

 

Es un hobby enriquecedor. La experiencia de tener un pez como mascota siempre irá ligado a tener una pecera. Para mucha gente la pecera se vuelve un tema de conversación con familia y amigos y puede desarrollarse en un motivo de orgullo al cuidarse de manera correcta.

 

Se ven muy lindos. Seamos sinceros, uno de los motivos más fuertes para que alguien tenga una pecera es porque se ve increíble. El hecho de que los peces vengan en todas formas, tamaños y colores crea una escena sumamente estética.

 

Es más barato que tener otras especies. Dejamos este punto al final, porque no queremos que las decisiones sobre animales vayan basadas en temas fríos, pero también queremos se tome en cuenta estos aspectos. De acuerdo a la Asociación Americana para la Prevención de la Crueldad Animal, el costo anual por un pez pequeño puede ser 85% más barato que tener un perro.

 

 

 

Mujer con un pez

 

 

 

Requieren menos atención que otras especies. El hecho de que no requieran baños, ni paseos ni sesiones de juegos, además de que no sufren de ansiedad si se quedan solos, es uno de los argumentos más poderosos a favor de tener un pez en casa.

 

El otro lado de la moneda. Queremos que tengan una perspectiva de lo bueno y lo no tan bueno de la vida con peces. Según la misma encuesta del American Pet Product Association los principales contras que encontraban los dueños de peces fueron:

– Problemas de salud de los peces – 40%

– Limpieza de la pecera –  38%

– Acumulación de algas – 28%

– Tristeza cuando mueren/facilidad con la que fallecen – 23%

– No encontraron algún contra – 16%

 

 

 

dueño decorando pecera

 

 

Como pueden ver, los porcentajes no son alarmantemente altos. De hecho se relacionan muchísimo, ya que la limpieza de la pecera evitará que aparezcan algas, además se reducirán en un gran porcentaje los riesgos de la salud y se disminuyen las probabilidades de que muera. Por lo que una simple acción tendrá grandes consecuencias positivas en nuestra convivencia con peces.

 

 

¿Los convencimos? ¿Son dueños de peces? ¿Qué recomendaciones le harían a alguien que no se anima a tener uno? Déjenlo todo en los comentarios.