preloader
Top
ZONAS ADECUADAS PARA QUE TU PERRO VAYA AL BAÑO - Somos amantes de los animales.
fade
317
post-template-default,single,single-post,postid-317,single-format-gallery,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

ZONAS ADECUADAS PARA QUE TU PERRO VAYA AL BAÑO

Todos nos acordamos de esa escena en Todopoderoso en que el perro de Bruce, interpretado por Jim Carrey, después de muchas veces marcar territorio en el sillón de su propia sala, por obra de un poder divino, aprender a ir al baño…literal.

Lamentablemente no todos tenemos los poderes de Dios prestados para este tipo de favores por lo que necesitamos encontrar una solución práctica para enseñarle a nuestro perro donde es mejor que haga sus necesidades.

De acuerdo a César Millán, —tal alguien ha esuchado hablar de él— son 5 las maneras de enseñarle a un perro adulto como atender sus necesidades:

 

Mantengamos horarios para darle de comer

¿Qué va a ocasionar esto? Que al solamente comer en sus horas, y no estar recibiendo uno que otro snack por debajo de la mesa o compartiéndole lo que estamos cocinando, podemos controlar de mejor manera lo que “traerá en el tanque”, por decirlo de alguna manera.

 

dueño alimentando a perro

 

Tengamos horarios para ir al baño

Incluso perros bien entrenados necesitan ir al menos 4 veces al baño por día, por lo que tener tiempo reservado específicamente para esto hará una gran diferencia. También le ayudará si eligen la misma zona siempre, ya que su propio aroma le ayudará a sentirse más cómodo para hacerlo.

 

perro paseando

 

Premiemos cuando lo haga bien

Nada funcionará mejor que un refuerzo positivo, por eso cuando vaya al baño en la zona adecuada lo mejor es que lo recompensemos con premios, tiempo de juego o de paseo.

 

dueño alimentando a perro

 

Llamemos su atención, no lo asustemos

Sabemos que esta distinción puede ser un poco confusa de primera impresión, pero pondremos un ejemplo para que quede más claro: sola y específicamente si lo atrapamos justo en el acto (no un minuto después) damos un aplauso, para llamar su atención y que se detenga. Después de esto, lo llevamos afuera para que lo haga en la zona seleccionado y de nuevo aplicamos el punto tres.

Es importante que la corrección suceda justo cuando la acción, porque si no no harán la conexión. No es necesario gritar o castigarlo, eso sólo provocará que nos tenga miedo.

 

perro en la cama acostado

 

Ni modo, a tallar

A veces, no importa qué tanta atención pongamos a un perro, es inevitable que pase un accidente. Y, como mencionamos en el segundo punto, si su aroma permanece ahí es donde van a querer ir después, por lo que es necesario limpiar la zona intensamente para eliminar el olor y así no motivar que quiera ir donde mismo.

 

dueño regañando a perro

 

Estos consejos suelen ser bastante eficientes con la mayoría de los perros, pero siempre hay uno que otro “hueso duro de roer” (¿vieron lo que hicimos allí?). El objetivo es no desesperarse y ser constantes.

 

¿Ustedes ya lo han logrado? Queremos saber historias sobre cómo otros fans lo han logrado.